Durante el último mercado invernal, la directiva del Athletic Club logró quitarse de encima el peligroso interés de un potente club de la Premier League que tenía intención de hacerse con los servicios de Iñaki Williams. Según cuenta As, tras remitirle a su cláusula de rescisión (de 84 M€) y asumir que el jugador no tenía intención de cambiar de aires, el pretendiente (del que no se conoce la identidad) optó por aparcar su idea.

El delantero, de 24 años, mantiene contrato con la entidad vasca hasta junio de 2025 y cuenta con una cláusula ascendente que crece 4 M€ cada temporada (en verano alcanzará, por tanto, los 88 M€). En la presente campaña, el bilbaíno acumula 9 goles y 3 asistencias en 27 partidos oficiales.