El sensacional arranque de curso que viene firmando el joven Íñigo Córdoba (20 años) ha puesto en alerta a la directiva del Athletic Club. Los vascos no quieren que su futbolista quede a merced de los grandes depredadores europeos y han comenzado a moverse con el objetivo de mejorar y blindar su actual contrato.

Según cuenta El Correo, los dirigentes están ya perfilando una nueva oferta al veloz y desequilibrante extremo zurdo por la que su contrato se ampliaría más allá de 2021 y por el que su cláusula de rescisión pasaría de los 30 M€ actuales a una cifra que se movería entre los 40 y 50 M€.