Fin a la rocambolesca historia entre Alessio Cerci y el Atlético de Madrid. Fichado desde el Torino en 2014 a cambio de 16 M€, el jugador ha protagonizado una etapa sin pena ni gloria en una escuadra colchonera que durante los últimos años le ha cedido a distintos clubes como el AC Milan o el Génova, ambos en su país.

Ahora, según destaca la información del diario AS, el futbolista ha llegado a un acuerdo con el conjunto rojiblanco para rescindir el contrato que les unía y al que aún le restaba un año. Pese a ha recibido los cantos de sirena de conjuntos italianos como Bolonia o Crotone, su futuro podría estar en Grecia defendiendo los colores de Olympiakos.