El Atlético de Madrid es, casi con total seguridad, el equipo que con más tranquilidad vivirá este último día de mercado de fichajes. Los rojiblancos no esperan que ninguno de sus jugadores se marche, ya que tampoco están dispuestos a negociar y, si alguien los quiere, tendría que pagar su cláusula.

El caso de Diego Costa va por otro sendero. Es sabido que los colchoneros quieren incorporarle a toda costa, pero no tienen ninguna prisa. Dada la sanción FIFA, no pueden inscribir jugadores y el próximo plazo en el que se podrán inscribir será a partir del 1 de enero de 2018, por lo que aún le restan 4 largos meses para resolver la papeleta del ariete con el Chelsea.