Aunque los medios de comunicación le han colocado el cartel de favorito (ver artículo), Luis Enrique aprovechó su última comparecencia pública para asegurar que no ha mantenido ningún tipo de contacto con el Atlético de Madrid.

«Salen candidatos nuevos cada semana y me ha tocado a mí ser portada en esta ocasión. No hay ni acuerdo ni negociación con el Atlético de Madrid. Llega un momento en el que todo vale y he de decir a mis familiares y a mis amigos que no hay nada», explicó.

Eso sí, el preparador asturiano se mostró encantado con la posibilidad de recalar en el Vicente Calderón. «El Atlético es una muy buena opción, ya que es un club grande y es una buena oportunidad de entrenar en Primera. Pero me quedan tres partidos todavía con el FC Barcelona B y cuando llegue su momento ya se verá», concluyó.