La UEFA Champions League es codiciada por los equipos tanto por su fama, siendo la mayor competición de clubes del mundo, como por el dinero que genera y reparte a sus participantes. Es por esto que clasificarse o no tiene un aliciente económico especial y que el Atlético de Madrid se juegue el próximo 5 de diciembre mucho más que su continuidad en ella.

En concreto, según el diario AS, el Atlético tendrá en el aire 30 M€ que dependen casi exclusivamente de lo que haga el Qarabag frente a la Roma. Los madrileños se encomendarán a un milagro en el Olímpico de los azerbayanos y ellos tendrán que cumplir en Londres ante un Chelsea que ya se aseguró la primera plaza. De no ocurrir, el cuadro colchonero caerá en Europa League y verá sus ingresos reducidos ampliamente.