Aunque el jugador aún no ha respondido a la oferta de renovación que el club le presentó hace ya bastante tiempo, la directiva del Atlético de Madrid cree que no habrá problemas para garantizar la permanencia del ghanés Thomas Partey. Según cuenta As, ninguna de las dos partes tiene prisa por cerrar un acuerdo que, consideran, quedará sellado antes incluso de que finalice el presente año.

La intención del combinado colchonero es estirar el compromiso del centrocampista más allá de 2023 y elevar su cláusula de rescisión de los 50 M€ actuales a más de 100 M€. Lógicamente, la revisión del contrato implicará también un importante aumento de su sueldo.