Comenzó la temporada el West Ham con ilusión por luchar con los de arriba y esa idea se ha ido desvaneciendo con el paso de las jornadas. Cuando ya llevan seis partidos disputados los hammers ocupan puestos de descenso y desde Italia ya hablan de cambio de aires en el banquillo.

A pesar de que CalcioMercato anuncia que Roberto Mancini podría sustituir a Slaven Bilic para reconducir la situación, el técnico croata no se siente presionado y confía en su trabajo para mejorar: «No estoy preocupado por eso (su posible destitución). Estoy encantado de estar aquí y tener un trabajo».