El Bayern Múnich tiene previsto convertirse en uno de los grandes animadores del próximo mercado estival de fichajes. Así lo han señalado desde los distintos estamentos del cuadro bávaro, donde consideran fundamental rejuvenecer una plantilla entrada en años y que necesita de cambios.

Los nombres propios en forma de posibles incorporaciones están a la orden del día. Entre éstos se encuentra el carrilero Benjamin Pavard, campeón del mundo con la selección francesa y de cuyo fichaje desde el Stuttgart ya se habló el pasado verano. Consultado precisamente a este respecto, el presidente bávaro Uli Hoeness espetó que «Es un jugador que nos gusta, pero por ahora no estamos pensando en el mercado, estamos en un periodo difícil».