Tiene 30 años, tres más que su hermano Bastian, pero la carrera de Tobias Schweinsteiger ha sido mucho más modesta porque ha militado en equipos de menor nivel. Su actual conjunto es el SSV Jahn Regensburg, de la tercera división alemana, donde estará hasta final de curso porque ha decidido no renovar su contrato.

Su destino será el Bayern Múnich, donde seguirá desarrollando su actividad en el filial del cuadro bávaro, y por tanto será complicado verlo en la primera plantilla junto a su hermano. «Me encantará ayudar a los jóvenes jugadores a progresar, quiero apoyarlos y transmitirles mi experiencia», aseguró el futbolista en declaraciones a Kicker.