El Bayern Múnich es otra de las grandes escuadras europeas que parece dispuesta a abrirse al mercado asiático y por eso se ha fijado en un prometedor mediocentro nipón. Se llama Takashi Usami, tiene 18 años y actualmente milita en el Gamba Osaka, una escuadra de su país con la que ha jugado 49 encuentros (12 goles).

Además, el propio presidente del conjunto bávaro, Karl-Heinz Rumenigge, ha admitido el interés de su equipo en este joven japonés. «Queríamos haberlo llevado a Dubai en enero pero no pudo ser, porque nuestro entrenador y nuestro director deportivo lo han visto y les ha gustado», aseguró el mandatario en declaraciones al diario Daily Yomiuri.