El temor del Celta de Vigo tiene forma y nombre. El Beijing Guoan habría tomado cartas en el asunto para tratar de llevar al reconocido atacante celeste a sus filas con máxima inmediatez, para lo que, según Faro de Vigo, habrían iniciado ya una primera toma de contacto con el agente del futbolista, quien permanece centrado en la presente temporada en el club.

El conjunto vigués no aceptaría ninguna oferta inferior al valor de la cláusula de rescisión del delantero fijada en 40 M€, donde además Iago Aspas no tendría intención alguna de abandonar LaLiga incluso aunque le doblaran el salario, debido a su pretensión de formar parte del bloque que viajará a Rusia el próximo verano, algo que tiene más posibilidades de hacer de continuar en la entidad celeste. Una situación difícil de superar para el dinero chino que, no obstante, parece dispuesto a tentar a la suerte.