Cuando comenzó la temporada, ya sabían en el Benevento que iba a ser un curso difícil, si bien el ascenso a la Serie A representó principalmente un gran premio para este modesto club. Y los pronósticos se han cumplido, aunque quizás no de la forma prevista porque suman 9 derrotas en otros tantos partidos del campeonato doméstico, con solamente 2 goles a favor y 22 en contra.

De manera que este club ha decidido prescindir de Marco Baroni, su entrenador, y ha dado las riendas del equipo a Roberto De Zerbi. Este preparador estuvo cerca de recalar en la UD Las Palmas, si bien se frustró su llegada. Su reto ahora será prácticamente buscar un milagro.