La Supercopa de Portugal se ha saldado con un contundente triunfo (5-0) del Benfica sobre el Sporting, que aguantó durante el primer acto, pero nada pudo hacer tras la reanudación. Rafa Silva inauguraría el electrónico al filo del descanso, todo ello para poner por delante a los pupilos dirigidos por Bruno Lage. El campeón de la Liga NOS se marchaba al descanso con la ventaja mínima en el duelo.

No obstante, la segunda mitad fue un auténtico monólogo del Benfica. Pizzi Fernandes (por partida doble), Alex Grimaldo y Chiquinho noquearon por completo al Sporting de Portugal, bajo la atónita mirada de un Marcel Keizer que no terminaba de asimilar lo que estaba sucediendo en el terreno de juego. Por tanto, el Benfica continúa demostrando que, en la actualidad, es el mejor club del campeonato luso.