Consciente del enorme interés que han despertado últimamente dos de sus principales talentos, el central Rúben Dias y el atacante Joao Félix, la directiva del Benfica ha decidido que solo aceptará la venta de uno de ellas durante el próximo mercado estival. Según ha confirmado en las últimas horas Raisport, los encarnados situarán en el escaparate al zaguero, ya que consideran que el prometedor punta puede resultar más decisivo en los próximos años.

Si se confirma esta noticia, el Atlético de Madrid sería uno de los grandes beneficiados, ya que desde hace varios meses se viene asegurando que el portugués es uno de los jugadores que mejor podría encajar como recambio de Diego Godín. Eso sí, su cláusula de rescisión se sitúa en 60 M€ y no parece que la entidad lisboeta vaya a rebajar demasiado dicha cantidad.