Mientras el Liverpool ha rechazado otra oferta por Coutinho, el FC Barcelona sigue enredado en el fichaje de Ousmane Dembélé. Su entrenador, Peter Bosz, ha comparecido en rueda de prensa y ha sido claro: «No podemos abstraernos a esto pero debemos estar concentrados con los jugadores que nos quedan. Ousmane no está por ahora y no sé cómo va a terminar esto. Hay que ser pacientes, es lo que podemos hacer».

También desde el vestuario del Borussia de Dortmund han reaccionado, aunque en este caso con críticas a su compañero, como la de Gonzalo Castro que recoge Kicker: «Nos ocuparemos de esto de manera interna, pero hay que decir alto y claro que no puede hacer esto y que su comportamiento es perjudicial para el equipo. Si un jugador puede decir: ’como otro equipo me quiere, no entreno más’; será fatal para el fútbol».