A sus 38 años y después de jugar la última temporada en Defensores de Belgrano, Ariel Ortega ha decidido abandonar el fútbol en activo tras dos décadas de actividad profesional, en las que ha militado en clubes como Valencia o River Plate.

Con esta retirada se va uno de los jugadores con más talento que ha dado el fútbol argentino en los últimos años, que de este modo decide colgar las botas y alejarse de los terrenos de juego, al menos de manera activa.