Uno de los proyectos estrella de la actual junta del FC Barcelona es la remodelación del Camp Nou, el llamado Espai Barça que ya ha sido presentado. En los próximos años deberían acometerse las reformas necesarias para cambiar la cara del estadio culé, y según Sport desde el curso que viene puede tener nuevo apellido.

Al igual que sucede con otros grandes estadios de Europa, el coliseo azulgrana llevaría asociado a su nombre el de la marca que patrocinaría la remodelación. Aunque falta por saber qué entidad será la que lo logre, es probable que ya desde el curso que viene se produzca ese cambio de nombre.