El Celta de Vigo vive en plena euforia después de haber eliminado al Real Madrid de la Copa del Rey el pasado miércoles. Pero no puede olvidarse el cuadro celeste de que quedan pocos días para finalizar el mercado de fichajes y tiene este club deberes por realizar todavía antes de que termine.

Y es que Felipe Miñambres, director deportivo del conjunto gallego, tiene que encontrar una salida a Fabián Orellana (el Valencia es su gran pretendiente). Y después de acomodar al chileno los gallegos tendrán también que dar con un recambio para él, de manera que les queda trabajo para este fin de semana.