Se disipan las dudas en el futuro de Rubén Blanco cuya continuidad como celeste parece garantizada. A pesar de las informaciones que apuntaban a un descontento del futbolista por la pérdida del puesto en favor de Sergio Álvarez, a la vez que el club apostaba por su renovación, estos no han querido dejar de lado al joven meta, apostando por sus condiciones de cara al futuro.

Según ha desvelado Faro de Vigo, el guardameta ha acordado una mejora de su contrato con el Celta de Vigo, extendiendo la duración del mismo hasta 2022. En la presente temporada, este ha defendido la portería celeste en 22 ocasiones.