Parece que las negociaciones entre Valencia CF y Celta de Vigo se encuentran estancadas, según informa As, con motivo de las pretensiones económicas de los celestes. El cuadro gallego solicita 50 M€ por el traspaso del ariete charrúa, que está concentrado con la Selección de Uruguay en la Copa América.

No obstante, parece que el cuadro blanquinegro no está muy por la labor de hacer semejante desembolso económico por Maxi, de 22 años de edad. Por tanto, habrá que ver cómo evoluciona el asunto para saber cuál será el destino del delantero, quien también ha estado en la agenda del FC Barcelona. Como era de esperar, su papel en la cita de Brasil está siendo meramente testimonial.