El Celta de Vigo, que durante las últimas semanas ha bajado evidentemente su rendimiento y ha empeorado sus resultados, tuvo un verano agitado con varios fichajes y salidas. Aunque el cuadro celeste no pudo cerrar todos los fichajes que intentó, ya que por ejemplo no se hizo con los servicios de Pione Sisto.

Este centrocampista de 20 años defiende los colores del Midtjylland, equipo con el que suma 22 encuentros (3 goles) esta campaña. Los vigueses ofrecieron hasta 5 M€ por él pero los daneses exigían 6 M€ y no cambió de aires. Ahora El Desmarque revela que el combinado gallego puede volver a la carga por él.