Giro importante el que puede representar el futuro de Lucas Silva. El brasileño, descartado por el Real Madrid a pesar del desembolso de 13 M€ que realizó por su figura en enero de 2015, puede encontrar acomodo en LaLiga. Su segunda etapa en Cruzeiro está cerca de expirar, en un acuerdo que termina el próximo 30 de junio, y su futuro puede llevarle de vuelta a Europa.

Según ha publicado UOL Esporte, el Celta de Vigo ha mostrado interés en tomar a préstamo al futbolista para la campaña 18/19, donde tendrá que cubrir alguna salida en el centro del campo y encajándole para sus planes la figura del brasileño de 25 años. El centrocampista aún tiene contrato vigente con los blancos hasta 2020.