El Celta de Vigo va a avanzar en la planificación de la temporada 18/19 y, para esto, el club buscará asentar la base desde el banquillo. A pesar de que Juan Carlos Unzué tiene una temporada más firmada, Faro de Vigo asegura que la continuidad del técnico no es segura, atendiendo a las propias palabras de este, quien se refirió a que ambas partes tomarán una decisión consensuada al término del campeonato o cuando se consagre o no la posición europea del club. Precisamente por la consecución o no de esta llegará la determinación final, donde se apostaría por cumplir el contrato de lograr su clasificación para UEL.

Además, tras esto, los celestes valoran ya qué posiciones deberán reforzar en la plantilla, teniendo actualmente mayores posibilidades de quedar fuera del objetivo marcado a inicio de temporada. Suceda o no esto, el medio afirma que el Celta fichará al menos un futbolista para cada parcela del terreno de juego con excepción de la portería. Es decir, que el club incorporará al menos un defensa, un centrocampista y un delantero. A partir de ahí, los movimientos irían en función de las diferentes bajas que se produzcan.