El Chelsea no ha comenzado con buen pie la temporada. Dos derrotas consecutivas hacen que el cuadro londinense apriete por los refuerzos que ya tanteaba hace días. El objetivo es Oxlade-Chamberlain, jugador del Arsenal, según el London Evening Standard.

El club londinense ofrece 40 M€ por él, pero Arsène Wenger insiste en conservarlo. No obstante, solo le resta un año de contrato y esa cantidad de dinero parece ser un buen trato, por lo que las negociaciones siguen adelante, al menos por el momento.