Varios de los jóvenes talentos que conquistaron el Mundial sub’20 con Serbia comienzan a ver ahora cómo su caché se dispara. Uno de estos casos es el de Marko Grujic, centrocampista de 19 años que defiende los colores del Estrella Roja de Belgrado (8 encuentros).

En las últimas horas veíamos como el Chelsea se había colocado tras los pasos de esta promesa balcánica con el objetivo de intentar hacerse con sus servicios. Pero los blues han encontrado ahora a un competidor inesperado en el Génova, escuadra que según TuttoMercato también sigue sus pasos.