Para fichar a N’Golo Kanté, el Chelsea abonó al Leicester City unos 38 M€, cantidad que, visto el excelente rendimiento del futbolista, fue catalogada como casi una auténtica ganga. Pues bien, aunque esa fue la cifra oficial, lo cierto es que los blues abonaron otros 12 M€ más en comisiones.

La cifra que iban a percibir los agentes del jugador, Gregory Dakad y Abdelkarim Douis, era tan importante que la directora ejecutiva de la escuadra, María Granovskaia, se vio obligada a escribir un mail al propietario del club, Roman Abramovich, antes de dar luz verde al pago. Según Football Leaks, en el correo, la dirigente llegó a incluir la expresión espero que «no se desmaye» para advertir al magnate del elevado montante.