El Chelsea no tiene permitido elaborar ningún tipo de fichajes durante el mercado invernal debido a la conocida sanción del TAS. Una sanción que ha condicionado al equipo, quien ha tenido que formar una plantilla basada en los jóvenes talentos de los que dispone el club. No le ha ido nada mal al Chelsea con la fórmula.

Sin embargo, el club londinense mantiene las esperanzas de poder inscribir jugadores en el mercado invernal. La única opción es una sentencia favorable del TAS al recurso de los Blues. Según Times, la resolución podría llegar justo antes de enero. Frank Lampard podría tener la suerte necesaria para obtener nuevos futbolistas.