El internacional nigeriano Ola Aina se convirtió en una de las incorporaciones más esperanzadoras para el Torino el pasado verano. El lateral diestro de 22 años aterrizó en la Serie procedente del Chelsea, en el que previsiblemente no iba a disfrutar de oportunidades a las órdenes de un Maurizio Sarri que no suele apostar por las rotaciones.

El buen rendimiento del futbolista ha provocado ahora que los turineses tengan en el punto de mira el objetivo de hacerse con el africano. Así lo recoge precisamente la información de Tuttosport, fuente según la cual el coste de la operación podría irse a los alrededor de 10 M€.