Mientras el Chelsea trata de saber cuanto antes si podrá eludir la sanción de la FIFA este mismo verano para planificar bien la temporada siguiente, hay otros asuntos de los que también se van ocupando sus dirigentes y que pueden ser decisiones importantes en el futuro del equipo londinense.

Como afirma The Sun, una de ellas será la renovación de Ruben Loftus-Cheek, centrocampista de 23 años de los blues. Autor de 8 goles en 36 partidos disputados esta temporada, tiene contrato hasta 2021 y en Stamford Bridge no quieren dejar pasar el tiempo para blindarlo.