Nadie se fía ya del ligamento cruzado del delantero polaco Arkadiusz Milik. En la operación que mantiene el Nápoles con el Chievo para lograr la firma de Roberto Inglese de cara al próximo periodo de traspasos, ha surgido el nombre de Milik como posible valor que llegar cedido al cuadro de Verona donde poder ser titular y recuperar su mejor versión una vez se recupere de su lesión, algo que sucederá a partir de enero, cuando esté disponible.

Pero según Tuttomercato, parece ser que esta opción no se dará porque el presidente del Chievo, Luca Campedelli, no está dispuesto a hipotecar su delantera a la fragilidad del polaco y tendría previsto rechazar el ofrecimiento una vez el jugador sea evaluado.