La situación que se vive estos días en Cataluña ha provocado que la Liga proponga a la RFEF el intercambio de sedes para el Clásico que estaba previsto en el Camp Nou el sábado 26 de octubre a las 13:00 horas. De manera que será el Comité de Competición quien dictamine, como afirman diferentes medios como As.

Este diario y la Sexta, explican que la postura del Real Madrid es contraria a intercambiar el orden de las sedes, y se opone a jugar en el Santiago Bernabéu en esa fecha, porque esto alteraría el calendario de la competición publicado en julio. En el caso de que la situación se agravara los blancos verían como mejor solución suspender el encuentro y posponerlo en otra fecha, siempre que se juegue la ida en el coliseo azulgrana. El FC Barcelona espera una decisión para pronunciarse.

Mientras tanto, el programa Jugones acaba de afirmar que la LFP no quiere que el partido se juegue en el Camp Nou «para evitar que el independentismo lo use políticamente, que el independentismo use al fútbol español». Mientras, la Cadena Cope afirma que ambos clubes tienen hasta el lunes para presentar alegaciones y después será el Comité de Competición el que fallará al respecto ese día.