Actualmente en las filas del Paralimi de Chipre, David es otro de los miembros de la familia Solari vinculada con el fútbol. Al igual que sucediera con su padre Eduardo, su tío Jorge o sus hermanos Esteban y Santiago. Es precisamente este último uno de los grandes protagonistas de la actualidad internacional debido a su llegada definitiva al banquillo del Real Madrid.

Entrevistado por el diario Marca, el jugador de 32 años ha querido lanzar su particular apuesta sobre el técnico merengue apuntando que «Creemos en el trabajo día a día, en dar lo mejor de cada uno. Eso es lo importante. En el caso de Santi es igual, no tiene que pensar más allá del futuro y disfrutar del presente».