El hecho de que Dele Alli haya roto con su agente y sea una de las grandes esperanzas de futuro del fútbol inglés ha provocado que este centrocampista sea codiciado por las mejores agencias de representación. Por eso su entrenador en el Tottenham, Mauricio Pochettino, ha sido cuestionado al respecto.

«Su mayor problema debe ser centrarse en mejorar su juego y seguir creciendo, tratar de ser mejor cada día. Esa es mi preocupación. No es mi problema, si me pidiera consejo se lo daría, pero no es asunto mío y no me ha cuestionado por ello», afirmó el argentino en declaraciones al Daily Telegraph.