Decepcionante abanderado del gol en el que se ha convertido Christian Benteke. El belga, lejos de aquel jugador del que presumió el Aston Villa y que se definió por su capacidad goleadora, se ha convertido en uno de los fracaso del Crystal Palace en la presente temporada.

Tras un desembolso durante el verano de 2016 de poco más de 31 M€, en esta campaña su aportación se traduce en goles con una mano, con solo 3 en total entre todas las competiciones. Una cifra poco estimulante para un jugador que estaba llamado a liderar el ataque del equipo y por el que, según Mirror, los eagles ya habrían tomado la decisión de situarle en el mercado.