Además de abrir la puerta a un regreso a Italia, en la entrevista que ha concedido a La Gazzetta dello Sport, Zlatan Ibrahimovic ha hablado de otras cuestiones. No se arrepiente de haber dejado el Inter por el FC Barcelona en 2009 pero no se ha olvidado de cargar contra Pep Guardiola.

«Nunca hubo ningún enfrentamiento, por su culpa. Cuando jugó contra mi equipo, volvía al vestuario al final del partido y él estaba en una habitación esperando a que pasara. En la puerta, uno de sus ayudantes le advirtió: "Ibra se ha ido. Puedes pasar". Nunca entendí el porqué. En la televisión siempre juega duro y cuando hay un encuentro de verdad, se esconde. Como entrenador es un fenómeno, pero como hombre...», afirmó el delantero de LA Galaxy.

Por otro lado ha hablado igualmente de su retirada: «Jugaré mientras tenga un papel importante. Podría convertirme en entrenador pero el estrés es enorme: en una sola temporada, envejeces diez años. Y además, no podría salir al campo y marcar la diferencia».