Curiosa noticia la que ha revelado el New York Times en las últimas horas y de la que se hace eco el diario AS. Y es que el dueño del AC Milan, Li Yonghong, que legó en 2016 al club italiano y ha invertido más de 200 M€ en el último mercado de fichajes, no es quien dice ser.

De acuerdo con la investigación del citado diario, este empresario chino no tiene a su nombre minas en la ciudad de Fuquan, sino que pertenecen a una empresa llamada Guangdong Lion con la que este empresario tuvo un litigio, y que ahora está cerrada. Se hizo con la propiedad rossonera al pagar 740 M€. Veremos en qué queda todo esto…