El Eibar no pierde de vista la situación de Gaizka Larrazabal (21 años), joven futbolista del filial del Athletic Club que acaba contrato el próximo 30 de junio. Si los rojiblancos no le renuevan con celeridad, los armeros podrían reclutarle el verano que viene sin coste alguno.

Según cuenta El Correo, la idea del combinado guipuzcoano es reclutar al prometedor extremo y cederle de forma inmediata a un club de Segunda División en el que pueda acumular minutos y experiencia. En la presente temporada, el atacante acumula 24 partidos oficiales (9 goles) con el segundo equipo vizcaíno.