Cuando el Eibar ejecutó la opción de compra de Marc Cucurella, cifrada en unos 2 M€, el FC Barcelona le garantizó que, en un breve espacio de tiempo, ejercería su derecho de recompra con el claro objetivo de, posteriormente, traspasar al futbolista a un conjunto de la Bundesliga que estaba dispuesto a pagar una mayor cantidad de dinero.

Pues bien, tal y como cuenta el diario As, los días han ido pasando y en el cuadro armero no tienen noticia alguna del Barça ni de los 4 M€ que pensaba invertir en el versátil carrilero. Tal vez, una vez que complete el fichaje de Antoine Griezmann y disponga de más tiempo libre, la entidad culé se decida a pasar a la acción y cumpla su promesa.