«No necesitamos vender a ninguno por razones económicas. Pero puede pasar cualquier cosa. Incluso podemos perder a los tres. Se divertirán mucho jugando en el Eintracht, pero en algún momento otras fuerzas entrarán en juego y no habrá nada que hacer si deciden dejar el club. Además, la afición lo debe entender porque a veces no se puede hacer nada con estos traspasos, si el jugador quiere marcharse no puedes hacer nada».

Estas declaraciones corresponden a Fredi Bobic, director deportivo del Eintracht de Frankfurt, que ha hablado en Bild sobre el futuro de tres de sus estrellas, Luka Jovic, Ante Rebic y Sebastian Haller. Aunque las palabras se ven con especial interés sobre todo por el primero de ellos, delantero en la órbita del Real Madrid.