El Empoli ha aprovechado que la Fiorentina y el Inter de Milán tienen jugadores que no entran en los planes de sus respectivos entrenadores para mejorar su plantilla. Curiosamente ambos son uruguayos.

El primero es Matías Vecino, centrocampista diestro de 22 años que llega procedente del cuadro viola. En cuanto al segundo es Diego Laxalt, de 21 años, que viene desde el club lombardo.