Tras su suplencia en Champons League, y después de que ayer se filtrara que la decisión del entrenador del Oporto fue por su supuesta falta de concentración y constantes consultas a su teléfono, Sergio Conceiçao ha aclarado en rueda de prensa la situación de Iker Casillas en su escuadra.

«Fue una decisión técnica, si hubiese tenido un problema con él no iba ni convocado. Siempre dije que todos los jugadores del Oporto están preparados para competir por un puesto de titular. La opción tuvo que ver con tres características: el adversario, las características del jugador y la semana de entrenamiento. Iker es un jugador que trabaja, no hay nada más que decir. Tiene un comportamiento fantástico de acuerdo a lo que quiero. El Oporto no es dirigido de fuera para adentro, es dirigido por mí. El estatus a mí no me interesa, para mí el estatus es igual al rendimiento. Punto», afirmó el preparador.