Objetivo número uno del cuadro perico, quien piensa trabajar hasta el último recoveco para hacer efectivo el pase de Borja Iglesias. El jugador tiene un año más de contrato con el Celta de Vigo, aunque su presencia como celeste no está confirmada puesto que el club no le asegura un protagonismo definido con Maxi Gómez en plantilla, quien acaba de completar una temporada excelsa en su primer año en LaLiga.

En esta tesitura quiere hacer ahínco el Espanyol, quien le promete ser su ’9’ referencia la próxima campaña y estaría, según El Desmarque, apretando las tuercas al Celta para que acepte su propuesta de traspaso fijada en 8 M€. El cuadro vigués desearía contar con el delantero, pero ante la posibilidad de que su periplo no sea del todo satisfactorio y puede marcharse gratis el próximo verano, aceptaría dejarlo salir a cambio de 10 M€, cifra que querrían bajar los pericos hasta la cantidad de su oferta.