El director general deportivo del Espanyol, Oscar Perarnau, ha reconocido en Món Perico que, tras no fructificar algunas de las operaciones que abordaron el pasado verano, cuentan con dinero suficiente para realizar nuevos fichajes durante el mercado invernal. «Hubo momentos en los que tuvimos alguna opción muy buena para reforzar al equipo, pero al no darse, el dinero está en caja (...) Hemos de estar preparados, hay un remanente económico, pero aún es pronto. Habiendo un cambio de entrenador es prematuro», explicó.

Por otro lado, el directivo quiso dejar claro que en el seno del club existió unanimidad a la hora de situar al ya destituido David Gallego al frente del primer equipo. «La propuesta la hace Rufete, el Consejo está de acuerdo, todos lo estamos. Se ha dejado la piel y todos, desde dentro, le hemos estado dando el respaldo necesario. Estábamos convencidos de que haría una faena buenísima», aseveró.