A la caza y captura de un nuevo guardameta que pueda ocupar el hueco que dejará Pau López con su salida, el Espanyol explora una nueva vía para reforzarse. Así, según destaca la información que podemos leer en el diario As, el conjunto entrenado por Quique Sánchez Flores ha puesto en el punto de mira a Yoel (29 años).

Llegado al Eibar en verano de 2016 desde el Valencia, el que también fuera portero del Celta de Vigo dispuso de continuidad durante el pasado curso (30 partidos disputados). Sin embargo, su situación ha cambiado radicalmente en este curso y ni siquiera ha podido debutar después de varios meses lesionado. De este modo, y pese a que su contrato se extiende hasta 2019, el guardameta transmitirá al Eibar su deseo de cambiar de aires el próximo verano.