El Espanyol tiene un interés claro por quedarse con dos jugadores que militan en sus filas esta temporada en calidad de cedidos. Ellos son el portero de 35 años, Diego López, y el central mexicano de 24, Diego Reyes.

Así lo ha asegurado Ramón Robert, consejero delegado del club para el diario As. La cesión de Diego López no posee una opción de compra, pero en el Milán no parece que cuenten con él, por lo que esperan llegar a un acuerdo. Por el lado del joven central mexicano, propiedad del Oporto, si que cuenta con una cifra para su contratación, 7 M€.