El pasado mes de enero, el Everton abonó algo más de 22 M€ para hacerse con los servicios del extremo inglés Theo Walcott, futbolista que, tras 12 años de relación, decidió poner punto y final a su estancia en el Arsenal.

Aunque en cuanto a coste no tendría nada que ver (llegaría a coste 0 al acabar contrato), los toffees vuelven a plantearse la posibilidad de reclutar a otro futbolista largamente vinculado con el cuadro londinense. Se trata de, tal y como explica el Daily Mirror, el centrocampista Jack Wilshere, un jugador que no ha terminado de asentarse en el primer equipo y que ya ha comenzado a valorar un futuro lejos del Emirates Stadium.

Eso sí, en su última comparecencia pública, el técnico de los gunners, Arsene Wenger, ha dejado claro que hará todo lo posible por evitar su marcha. «Para mí no ha cambiado nada, Jack termina contrato en junio y tiene una oferta desde hace tiempo. Deseo que permanezca en el club mucho tiempo», aseveró.