El tan controvertido como carismático Antonio Cassano ha concedido una entrevista a Rai Sport en la que no ha dudado en tirar de autocrítica y reconocer que con un poco más de cabeza podría haber llegado mucho más lejos en su carrera deportiva. «Soy un tipo problemático, nunca sé con qué disposición me voy a despertar por la mañana. Podía haber jugado en otro planeta, pero nunca me gustó entrenar. También me gustaba comer lo que me apetecía y eso me arruinó. He jugado en los mejores clubes del mundo, como el Real Madrid, el Inter o el Milán. Si tuviera otra cabeza, podría haber jugado en Marte. Sería como Messi, Neymar y otros», explicó.

Asimismo, el exinternacional transalpino realizó una dura crítica al fútbol moderno al que acusó de estar excesivamente profesionalizado. «Totti y yo solíamos jugar en la calle, correr detrás de la pelota en los aparcamientos. Hoy es todo muy organizado y planeado, todo de iPads y videojuegos. El fútbol debe ser pasión y alegría, no una profesión. En Italia, sólo hay organización y nada de talento. Los partidos de la Serie A me aburrían, prefería ver a una chica jugando en la calle», explicó.