En multitud de ocasiones han llegado propuestas a Can Barça para tratar una posible salida de la estrella del club y de la Selección Argentina, y en ellas siempre se ha encargado el FC Barcelona de mostrar una disposición clara a no vender, puesto que el futbolista es considerado el jugador franquicia de la entidad y pocos esfuerzos se muestran no dispuestos a hacer por retenerle.

No obstante, y según informa Mundo Deportivo, la historia pudo contarse de forma diferente hace dos años. Lionel Messi tenía una propuesta muy atractiva para abandonar la Ciudad Condal y se encontraba meditando la misma cuando desde el club activaron la opción del comodín. Apareció entonces la figura de un Luis Suárez que acomodó en su hombro al argentino y le convenció para seguir en el Camp Nou. Una historia feliz tras la intervención del uruguayo a quien, sin embargo, el medio señala como uno de los motivos para que Antoine Griezmann decidiera no fichar por el conjunto azulgrana.