Con el FC Barcelona en plena lucha por el Triplete, la Liga a tiro y ocupado también en los fichajes del nuevo curso, nos habíamos olvidado de un asunto al que se enfrentarán sus directivos. Y es que Arda Turan seguirá perteneciendo a la entidad catalana cuando acabe su contrato que expira en 2020.

Cedido ahora en el Istanbul Basaksehir, donde apenas ha disputado 16 encuentros y además ha protagonizado algunos incidentes nada decorosos lejos de los terrenos de juego, el jugador de 32 años deberá buscar destino y el club azulgrana tratará de colocarlo ingresando si es posible algo por su venta.